Ruedas para qué las quiero

Hoy fue uno de esos días que no quería ser yo, sola en mi habitación, pensaba constantemente en lo duro que es vivir a veces. Luego volteé a ver mi silla de ruedas, esa compañera eterna y necia, que me ayuda al mismo tiempo que me atormenta. En cuanto me incorporé no pude pensar enSigue leyendo «Ruedas para qué las quiero»